El héroe de Salinas y Zedillo

El héroe de Salinas y Zedillo
Emiliano Zapata, uno de los íconos más representativos de la lucha por la justicia social en México, también inspiró a presidentes de la llamada época del neoliberalismo en nuestro país.

Al menos Carlos Salinas de Gortari (1988-1994) y Ernesto Zedillo Ponce de León (1994-2000) tuvieron en Zapata a uno de sus héroes favoritos, al cual recurrentemente destacaban durante sus discursos y eventos políticos.

Incluso, ambos exmandatarios que impulsaron el llamado liberalismo económico decidieron nombrar a dos de sus hijos con el nombre del «Caudillo del Sur».

Durante una de las ceremonias del Grito de la Independencia que encabezó en Palacio Nacional, Carlos Salinas modificó la tradicional arenga para expresar: ¡Vivan los Niños Héroes!, ¡viva Juárez!, ¡viva el caudillo revolucionario, Emiliano Zapata!

En su quinto informe de gobierno, Salinas de Gortari dijo: «Zapata fue la más limpia revolución dentro de las muchas expresiones de la Revolución Mexicana. Su batalla fue para lograr que la iniciativa y las soluciones mismas se dejaran en los pueblos, en las propias comunidades; que ellas diseñaran y ejecutaran sus programas, en su beneficio y para su progreso.

«Así, Juárez simboliza a la República y Zapata a la justicia, y ambos a la nación y al pueblo. Ellos inspiran la modernización nacionalista y popular de hoy. De Juárez es la invocación liberal; de Zapata, la convicción social. Por eso, admiro profundamente a Juárez y a Zapata», dijo.

Más información en El Siglo de Torreón

Fuente: El héroe de Salinas y Zedillo