Diputados avalan en lo general la reforma laboral

Diputados avalan en lo general la reforma laboral

El pleno de la Cámara de Diputados avaló en lo general con 417 votos a favor, 29 abstenciones y uno en contra, el dictamen de reformas en materia laboral con la que entierra el “charrismo” sindical y abre la puerta a la democracia en la elección de las dirigencias obreras a través del voto libre, secreto y directo, pero se dejó fuera el outsourcing.

El dictamen en lo general recibió el respaldo de Morena y sus aliados, además de las bancadas del PRI, PAN, PRD y la abstención de Movimiento Ciudadano. Sin embargo, se enlistaron 50 diputados de distintos partidos para presentar reservas a 104 artículos, por lo que se prevé una jornada de varias horas.

Isaías González Cuevas, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), anunció el apoyo de su bancada en lo general al dictamen que construye un nuevo modelo de justicia en la materia, que elimina los contratos de protección y sindicatos blancos.

El también líder de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), cargo que ocupa desde 2005, aclaró que el apoyo de su bancada al dictamen resulta de una consulta a la base sindical y de la decisión de privilegiar en todo tiempo el interés superior de los trabajadores y sus familias.

“No podríamos jamás ir en contra de la libertad sindical que corresponde con la garantía de la democracia sindical expresada a través del voto personal libre y secreto de los trabajadores”, subrayó al tiempo de reiterar que están a favor de la transparencia y la rendición de cuentas de las organizaciones con sus agremiados.

En tanto, el petista Gerardo Fernández Noroña aclaró que su bancada votará a favor del dictamen, pero reclamó que el tema de outsourcing no haya sido incluido y reprochó que esta Cámara de Diputados tiene una empresa outsourcing que cada año cambia de nombre, que no les reconoce ninguna antigüedad a los humildes trabajadores de limpieza, que les da salarios miserables y ni siquiera les paga el día 15.

Y cuestionó: “¿Hay en Palacio Nacional outsourcing? Hay en todas las dependencias, en las universidades, en el Politécnico, en los gobiernos estatales, en los gobiernos municipales”.

Desde la máxima tribuna, el legislador afirmó que “outsourcing quiere decir: te vamos a joder, porque se trata de que la gente no tenga pensión, no tenga jubilación, no tenga aguinaldo, no tenga vacaciones, no tenga ni siquiera el reconocimiento una relación laboral”.

El presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, Manuel de Jesús Baldenebro Arredondo consideró que el actual sistema de justicia laboral tripartita se utiliza como mecanismo formal de negociación, o en el peor de los casos, como herramienta de extorsión que pueden manifestar algunos abogados, despachos, sindicatos blancos, patrones o los mismos servidores públicos en las juntas de conciliación.

Al presentar el dictamen de decreto que reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de la Ley Federal del Trabajo, entre otras leyes, en materia de justicia laboral, libertad sindical y negociación colectiva, sostuvo que quedarán eliminadas las juntas de Conciliación y Arbitraje para crear los Tribunales Laborales que formarán parte de los poderes Judicial federal y estatales, respectivamente.

Además, se crea el Fondo del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral para atender lo relativo a los contratos colectivos y asociaciones sindicales.

Por el Partido Acción Nacional (PAN), Evaristo Lenin Pérez Rivera reconoció avances en la reforma en materia laboral, pero consideró que se queda corta al no haber incluido a los trabajadores que se encuentran en el Apartado B, previstos en el Artículo 123 constitucional.

“A pesar de las actitudes antidemocráticas del proceso en la Comisión de Trabajo que asumieron el presidente de la Comisión de Trabajo en esta legislatura, del atropello a los derechos de los diputados de esta comisión, votaremos a favor de esta iniciativa con responsabilidad hacia México”, reclamó.

Por Morena, la diputada Anita Sánchez Castro afirmó que la reforma cierra la puerta al contratismo de protección patronal, mecanismo fundamental para preservar el derecho de los trabajadores a firmar su contrato colectivo de trabajo y escoger el sindicato de su preferencia.

Por el Partido Revolucionario Institucional (PRD), Mónica Bautista Rodríguez anunció reservas al dictamen, pero destacó la sustitución de las juntas de Conciliación y Arbitraje por jueces federales y locales, así como la libertad y democracia sindical.

Movimiento Ciudadano, a través de la diputada Martha Angélica Zamudio Macias reconoció avances, pero acotó que la reforma no merece ser sometida a ningún texto acordado en el marco de la relación con Canadá y Estados Unidos, por lo que el voto de su bancada fue en abstención.

Más información en El Siglo de Torreón



Fuente: Diputados avalan en lo general la reforma laboral