Curiosidades de la mítica y devastada catedral de Notre Dame

Curiosidades de la mítica y devastada catedral de Notre Dame

Las llamas y el humo pudieron apreciarse este lunes saliendo del techo de la Catedral de Notre Dame. Ante la vista incrédula de los parisinos y turistas, un incendio comenzó a consumir parte del techo de este símbolo histórico de Francia.

Hasta ahora, las primeras versiones vinculan el fuego a los trabajos de remodelación que se llevaban a cabo en la estructura. En el lugar ya se reúnen curiosos y servicios de emergencia que intentan controlar la situación.

Construida entre los siglos XII y XIV, cada piedra de esa catedral es una joya histórica, al ser un recuerdo del poderoso rol que jugó Francia como centro espiritual y económico en Europa.

1.- CONSTRUIDA SOBRE UNA CIUDAD PAGANA

/media/top5/9241432jpg.jpg

Île-de-la-Cité, zona en la que se encuentra la Catedral de Notre Dame, está cimentada sobre la ciudad galoromana de Lutetia. Debajo de Notre Dame se han encontrado restos de un altar construido para Júpiter y otras deidades antiguas.

2.- HAY (O HABÍA) UN BOSQUE EN SU TECHO

/media/top5/3383134jpg.jpg

No sabemos cómo quede luego del incendio, pero en el tejado de la catedral hay un recubrimiento de madera construido por 52 acres de árboles, talados en el siglo XII. Históricamente, a esta estructura se le conoce como «El Bosque».

3.- LA DECAPITARON DURANTE LA REVOLUCIÓN FRANCESA

/media/top5/depositphotos46655865stockphotonotredameparisstatuesandjpg.jpg

En 1793, una multitud atacó la catedral y tiró las cabezas de 28 estatuas de reyes bíblicos que decoraban su fachada. Con el tiempo, se han recuperado 21 de las cabezas originales, que se exhiben en el Museo de Cluny.

4.- TIENE PARTES RECICLADAS

/media/top5/9812778jpg.jpg

Uno de sus tres portales, bautizado el Portal de Santa Ana, tiene un estilo mucho más antiguo que el resto de la Catedral. Esto se debe a que fue tomada de otra iglesia y «reciclada» para insertarla en Notre Dame.

5. AGUJA ERA UN PARARRAYOS

/media/top5/16192970jpg.jpg

En la cima de su aguja está colocado un gallo metálico que sirve como pararrayos. En 1935, tres reliquias sagradas se colocaron en el interior del gallo.

Se trataba de una pieza de la Corona de Espinas y partes de San Denis y Santa Genevieve. La idea era crear un pararrayos que no sólo protegiera contra el fenómeno natural, sino que también extendiera su bendición a los creyentes en su interior.

Más información en El Siglo de Torreón



Fuente: Curiosidades de la mítica y devastada catedral de Notre Dame