Aeroméxico afronta un 2019 sin poder crecer al reducir su oferta

La aerolínea Aeroméxico terminó 2018 con un fuerte reajuste financiero y en el inicio de este año suspendió nueve rutas y dejó en tierra cinco aviones, por lo que especialistas señalaron a El Financiero que no prevén este año un crecimiento en la demanda de asientos ni en pasajeros transportados en la línea aérea liderada por Andrés Conesa porque tampoco esperan un aumento en los factores de ocupación.

Como reveló REPORTUR.mx, la línea aérea confirmó que desde junio hará la ruta Ciudad de México-Barcelona y que incrementará frecuencias hacia otros destinos europeos. Además, Aeroméxico y Virgin Atlantic concretaron un nuevo acuerdo de código compartido a través del cual los usuarios de ambas aerolíneas podrán disfrutar de conexiones a diversos destinos en Reino Unido, Estados Unidos y México.

La industria aérea mexicana suma ya 8 trimestres en que en conjunto acumula pérdidas dado el impacto del tipo de cambio, el costo de turbosina, operación en aeropuertos, sobreoferta de asientos, y por la desaceleración de la actividad económica.

Interjet, que ha tenido que cambiar de director general y nombrar a William Shaw, entre enero y septiembre de 2018 tuvo un margen de operación negativo del 11.2%, mientras Volaris, a cargo de Enrique Beltranena, reportó un nivel de margen negativo 6.4% en ese mismo período, aunque Aeroméxico está en terreno positivo, pero por muy poco, por un estrecho margen de 1.8% en los nueve meses primeros del 2018.

Viva Aerobus, de Roberto Alcántara, se mantuvo en un nivel equiparable al de las aerolíneas estadounidenses, con un margen de 5.4% aunque debido en buena medida por la venta de diversos servicios -desde espacio de asientos, maletas y botanas- y ahora con el respaldo de un crédito de la banca de desarrollo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *